Objetivo cumplido: Rumbo a Tailandia

No se valora lo que se consigue sin esfuerzo. Quizás por eso, mi viaje a Tailandia tiene algún aliciente más que el que supone la experiencia y la ilusión. A estas alturas, muchos sabrán que lo conseguí, ¡me voy a #AcademiaTailandia!

No se cómo explicar lo que sentí cuando recibí la llamada de Blueroom: “Hola Azahara, supongo que ya sabes para lo que te llamo”, me pilló en bici. Inmediatamente, una señora se acerca a mi y me ofrece un gesto de complicidad, no tardó en percatarse que mi conmoción se traducía en felicidad y pasó de largo.

Esa misma noche, como muchas otras anteriores, me encontraba empapándome de Tailandia: vídeos, guías, blogs de viajes, artículos de revistas especializadas… y con un subidón que ni yo me lo creía.

Hoy tengo en mi poder el itinerario que compartiré con Ángel Martínez Bermejo, la RUTA WELLNESS que dará su pistoletazo de salida a finales de este “largo” mes. Sigue leyendo

Anuncios

Academia Tailandia: Traca Final

#AcademiaTailandia cierra su periplo por las redes sociales. La suerte está echada y aunque entre los candidatos solo puede quedar uno, hay que decir que entre nosotros ha reinado el “buenrrollismo”. Ya propuse hace unos días a los maestros Rafa y Ángel que fletasen un avión. Pero no hubo suerte.

Yo vivo en una pompa de ilusión desde que me topé con aquella inscripción para entrar en la academia. Hoy es el último día y no he perdido las ganas. Ahora dejamos paso a una semana de nervios interminable.

Os dejo aquí mi traca final. Pinchad y leed todos de él, porque este es mi sueño que espero desparramar pronto por las calles de Tailandia.

Suerte chicos. Todos nos lo merecemos!!

Buda.Silueta en Ayutthaya, Tailandia.

Buda. Silueta en Ayutthaya, Tailandia.

#AcademiaTailandia

Promo #AcademiaTailandia

Puesto que todos los postulantes a #AcademiaTailandia han publicado entradas en sus blogs al respecto, me he animado yo, también, a defender mi candidatura.

Me enteré de esta propuesta de casualidad, como surgen las cosas chulas de la vida. Sin quererlo ni buscarlo, pero, claro, en cuanto supe de qué iba el asunto lo quise y lo busqué.  Fue el pasado domingo, a las dos de la madrugada, cuando leí un hastag muy apetecible y me puse a investigar. Dí con la web www.turismotailandes.com y sin dar crédito rellené a toda prisa el formulario. ¿Tailandia a mi alcance, con buena compañía y a corto plazo?, sí gracias. Claro que antes, indagué por los perfiles de los que podrían ser mis colegas de aventura, y así aterricé como candidata a viajera social de Ángel M. Bermejo.

Nunca he tenido la oportunidad de conocer ninguno de sus países, pero siempre me ha fascinado Asia. Y más ahora que, con la que está cayendo, estoy un tanto mística y meditativa. No sé que es lo que más me alucina de Tailandia, si su estilo caótico de vida, las costumbres de sus gentes, su belleza exótica, sus inimaginables templos o los colores de sus calles. En cualquier caso creo la mejor traducción que se puede hacer de este reino (esto es todo un atrevimiento porque hablo desde la ignorancia de quien no ha pisado sus tierras) es que es la cuna del respeto. Un país con personalidad y con derroche de simpatía, no me extraña, por algo su nombre es “país libre”.

Sigue leyendo

Una vida tallada con sus manos

Retrato de Ángela SánchezAprendió a leer sola y veinte años después se tomaba los cafés con Cela, Mingote, Ussía y Umbral, entre otros. Escultora, pintora, dibujanta, poeta, escritora de novelas, pero sobre todo entrañable. Unas manos de 90 años que se mueven como recién estrenadas. Así es Dora, una gran maestra de la vida.

Almería la vio nacer en 1921. Tenía cinco hermanos y sentía devoción por el mayor, Miguel Ángel, el favorito de su padre. Después iba ella que era muy flaca. Luego nacieron sus hermanas, gorditas y guapas.

Cuando recibían visitas, su madre enseñaba a sus hijos uno por uno, y cuando llegaba a ella se disculpaba, “esta es la más feilla”. Sin embargo, heredó “la memoria de los Martínez” (apellido de su padre), según le decía La Juana, su tata. Su figura menudita estaba coronada por una abundante cabellera “se la va a comer el pelo”, decían las visitas en respuesta a la presentación que hacía de ella su madre.

Con apenas cinco años se pasaba las horas con “El diario de Almería” en la mano, preguntando cual era cada una de las letras. Después, las plasmaba en las lozas de mármol blanco que había en la entrada de su casa o en los puños almidonados de la camisa de su abuelo. Era su favorita, de modo que le prestaba su lápiz de oro con una punta fina, que se caía en cada momento, para que la niña hiciera sus primeros dibujos.

No habían pasado muchos años cuando Dora ya había descubierto lo que era tallar. En una mañana de invierno, cuando acompañaba a La Juana mientras lavaba la ropa, la pequeña empezó a jugar con un trozo de jabón. Poco a poco le fue dando forma de bola hasta sacar la cabeza de un muñeco. Aún no sabía que existía el barro y creyó que todos los santos que había visto tallados en madera o mármol se hacían a fuerza de quitar lo que sobraba. Descubrió el jabón y ya no se aburrió nunca.

Este episodio desató en ella una nueva afición. Se dedicó a coger todas las pastillas de jabón que veía. Hasta que un día su padre, lejos de reñirle, le regaló una navajita de Albacete. Y, de vez en cuando, le compraba trozos de jabón. Entonces empezó a tallar con más oficio. Y los vecinos de la zona le regalaban jabones para que le sacaran “el parecío”.

Sigue leyendo

Si no tienes un buen día, lee a Bucay

Había una vez un campesino gordo y feo

que se había enamorado de

de una princesa hermosa y rubia…

Un día, la princesa

– vaya usted a saber por qué-

dio un beso al feo y gordo campesino…

y , mágicamente , éste se transformó

en un esbelto y apuesto príncipe.

(Por lo menos, así lo veía ella…)

(Por lo menos, así se sentía él…)

Jorge Bucay

Un tatuaje por amor

melanieLo siento por quien se de por aludido, pero tatuarse el nombre de tu pareja es una horterada mayúscula. Aunque vayas a compartir el resto de tu vida con esa persona, da igual. Sigue siendo una horterada.

Tu cuerpo es tuyo. Compártelo y disfrútalo con quien te apetezca, pero no vendas tan barato un cacho de tu pellejo que te va a acompañar hasta el último de tus días.

Una de mis frases favoritas me la regaló una gran amiga y compañera.

“AMIGOS. NADA MÁS. EL RESTO ES SELVA” (Jorge Guillen, poeta español 1893-1984)

Difiero en el sentido del mensaje. En mi caso no se cumple. Tengo amigas que son una  jungla indígena, caníbal, feroz, cafre, bestial, e indomesticable. Como dice una de ellas en tono sarcástico, “no, si somos un grupito muy salao”. A otra de estas es a quien le dedico esta entrada.

Alfa, me llama emocionada porque tiene algo importante que decirme. Al verla, sin darme tiempo a saludarle se levanta la sudadera y exclama orgullosa, “¡mira lo que me he hecho!”. Horror. Me quedé sin palabras, consternada, al ver aquello: un tatuaje del tamaño de una botella de coca-cola de dos litros en el costado en el que pude leer Gamma, con una caligrafía al estilo barroco que lo menos que me dio, fue miedo. Aquello me supuso un impacto visual, doloroso. Se me secaron los ojos. Sigue leyendo

Mi blog vuelve a nacer

corporate-bloggingHace años que creé este blog prometiéndome a mí misma actualizarlo diariamente. El fin de su nacimiento no era otro que el de aprobar una asignatura, y una vez cumplido el principal objetivo, y fallando a mi promesa, lo abandoné.

Hoy, casi tres años después he decidido revivirlo por un único motivo: echo de menos escribir.

De modo que vuelvo a entrar y me presento.

Soy Azahara, licenciada en ciencias de la comunicación en la especialidad de periodismo. Y ahí ando, luchando por ejercer el oficio. Dicen que se trata de una profesión meramente vocacional. No me cabe la menor duda, no creo que ninguno de mis compañeros decidiera estudiar periodismo para hacerse millonario.

Sigue leyendo